PAH Mallorca

Plataforma de Afectadxs por la Hipoteca – Mallorca

Intento de suicidio debido a un desahucio en Palma, “Ciudad Libre de Desahucios”

Posted by pahmallorca en diciembre 19, 2013

Ayer miercoles, tuvimos noticia por la prensa del intento de suicidio de un vecino de nuestra ciudad cuando iba a ser desahuciado en Palma, designada “Ciudad Libre de Desahucios” en el pleno del ayuntamiento el pasado 30 de mayo de 2013.

En primer lugar, desde la Plataforma d’Afectades per les Hipoteques a Mallorca, queremos desear a esta persona que se recupere lo antes posible, y decirle que muy cerca de su casa nos puede encontrar para ayudarlo y contar con nosotras en todo lo que esté en nuestra mano.Stop Desahucios

Esta tragedia deja en evidencia las carencias que el programa antidesahucios del que el ayuntamiento de Palma a través de Jesús Valls nos ha estado anunciando y dando cifras y más cifras semana tras semana en la prensa. Pero no son cifras ni estadísticas en un papel de lo que hablamos, son personas, son vidas que están en juego.

Ni la oficina antidesahucios, ni protocolos entre juzgado, ayuntamiento y servicios sociales, ni el resto de recursos que se anuncian des de Cort están consiguiendo parar los desahucios. La falta de diálogo entre el Ayuntamiento y la banca para conseguir soluciones reales a los desahucios, para poner a disposición de las personas desahuciadas y que no pueden acceder a una vivienda a precio de mercado,el parque de viviendas que se encuentra cerrado, acaba dejando familias en la calle sin la opción de acceder a una vivienda digna.

A finales de septiembre del Tribunal de Justicia de las Islas Baleares, informaba al ayuntamiento de Palma de que habían previstos hasta fin de año más de 400 desahucios entre hipotecas y alquiler. No obstante el ayuntamiento sólo dispone de entre 36 y 77 viviendas según el día que se lo pregunten (77 en fecha 13/03/2013 y 36 en fecha 12/12/2013).  La desproporcionalidad entre la problemática conocida y los recursos para solucionarla es evidente. I es hasta ridícula cuando en Palma hay más de 15.000 viviendas vacías, la mayor parte en manos de la banca que las mantiene cerradas por motivos especulativos.

Los datos, la realidad caprichosa, evidencia una política electoralista, sin una intención real de poner los medios reales que solucionen la crisis habitacional que sufre nuestra ciudad, nuestra sociedad donde el derecho constitucional a una vivienda digna no son más que palabras vacías en boca de charlatanes que se hacen llamar políticos.

Este trágico hecho que hoy denunciamos no es más que la punta del iceberg de una situación que la PAH Mallorca lleva denunciando desde antes del verano: La aparente parada de desahucios, con la que el ministro Guindos se atrevía a declarar que en España los desahucios son un hecho anecdótico del pasado, no era más de un espejismo y que lo único que se había conseguido era frenar temporalmente las ejecuciones hipotecarias, que se reactivarían al llegar el otoño, tal como está pasando.

La ley antidesahucios excluye a la mayoría de ciudadanos, especialmente en Baleares donde la burbuja inmobiliaria infló los precios de la vivienda hasta el nivel de ciudades como Madrid y Barcelona. Pero el código de buenas prácticas restringe el acceso al mismo en función del número de habitantes de la zona, lo que hace que sea aun menos efectivo en nuestra tierra.

La banca en general y las entidades financieras de Baleares como son Sa Nostra (BMN) o Es Crédit Balear (Grupo Banco Popular) por nombrar algunas, continuan explotando en su favor la situación de precariedad de los afectados por las hipotecas, personas en paro, a las que no se las informa de las mínimas posibilidades en la que la ley les ampara y de las que tienen obligación de informar, y en su lugar ofrecen soluciones comerciales que a corto o medio plazo acabarán por llevar a las personas a una situación más precaria a la que tenían antes de la operación.

Desde la PAH seguimos velando por las familias y personas con problemas de vivienda, de hipoteca o alquiler, revelando a cada uno la realidad de su caso, planteando las soluciones y llevándolas a cabo. Empoderando a las personas ante las entidades financieras, haciendo frente a su acoso, demostrando día tras día que juntas podemos, que sí se puede. Personas que cada vez más llegan derivados desde Servicios Sociales, Cruz Roja, IBAVI, o los propios juzgados, y que pone de manifiesto que la PAH acaba siendo la única organización que sin recursos lucha por el Derecho a una Vivienda Digna para las personas, que las instituciones y organizaciones con más recursos son incapaces de garantizar. La PAH constituye la última linea de defensa entre un estado mercantilista y una sociedad desamparada.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: